Home   

Français        Español           عربي           Deutsch        English     

   Perspectivas
  por A S Shakiry
> 15 . La reconstrucci...
> 16 . En la sagrada ca...
> 17 . La peregrinaciÙ...
> 18 . ØŸcÙŽmo cons...
> 19 . Turismo y redacc...
> 20 . Las lenguas y la...
> 21 . Turismo de estan...
> 22 . Los nÙ’meros ...
> 23 . ‛turismo i...
> 24 . Introducir la cu...
> 25 . Proyecto de acad...
> 26 . El velo y la playa
> 27 . Bagdad, cuna de ...
> 28 . El viernes es un...
> 29 . La importancia d...
> 30 . Las ferias local...
> 31 . El espacio abre ...
> 32 . Espacios turÙŠ...
> 33 . El visado turÙ...
> 34 . El turismo relig...
> 35 . Los pueblos del ...
> 37 . El turismo human...

 

Número 22

Version imprimable

Turismo Islámico Perspectivas
View World Tourism Exhibitions

Los nÙ’meros Ù„rabes y el turismo

Mis preguntas y preocupaciones acerca de los nْmeros لrabes empezaron a concretarse desde principios de los aٌos 80, cuando me puse a publicar las revistas ‘El calzado’ y ‘La cortina’, cuyos contenidos se publicaban en لrabe e inglés y se ocupaban de asuntos cientيficos, econَmicos y profesionales, en tanto que revistas profesionales. La naturaleza de las revistas exigيa a veces la publicaciَn de cuadros y nْmeros. Cada vez que preparaba o publicaba un ejemplar sentيa cierta molestia e incluso dolor, pues no veيa yo ninguna justificaciَn de tener que utilizar dos tipos de nْmeros, sobre todo porque los dos se consideran nْmeros لrabes, ademلs de que los nْmeros orientales son mلs difيciles de escribir y leer, y la posibilidad de cometer errores es grande. Por todo ello, pensaba yo que utilizar dos tipos de nْmeros era una pérdida de tiempo, un esfuerzo inْtil y un obstلculo a la creatividad técnica, cientيfica y cognoscitiva en el diseٌo, ediciَn y otras funciones que permiten que los nْmeros لrabes mundiales tengan una especificidad y preferencia sobre los nْmeros orientales.

 

Pasando el tiempo, fue creciendo mi deseo e inclinaciَn de utilizar los nْmeros لrabes mundiales actuales, los que son de origen لrabe, que se utilizan en occidente y en la mayorيa de los paيses y se llaman ‘nْmeros لrabes’, en vez de utilizar los nْmeros orientales llamados ‘nْmeros hindْes’. Para resumir, denominaremos nْmeros لrabes los primeros y nْmeros orientales los segundos.

 

Empecé a insistir con las personas que trabajaban en las revistas, y también a la hora de comprar ordenadores, para que utilizasen los nْmeros لrabes. Sin embargo, el software لrabe sَlo incluيa en aquel entonces nْmeros orientales. La operaciَn de cambio, pasando de los nْmeros orientales a los لrabes era complicada y duraba mucho tiempo, pues era necesario cambiar cifra por cifra. Como resultado, habيa una mezcla de nْmeros orientales y لrabes en los textos لrabes. De modo que la idea de utilizar sَlo los لrabes continuَ obsesionلndome cada vez que editaba o publicaba una revista o un libro.

 

Cuando publiqué mi libro ‘La adoraciَn financiera en el Islam’ cuidé muchيsimo de que se realizase aquello que me parecيa correcto, utilizando siempre nْmeros لrabes, incluso en las aleyas corلnicas, pues estaba convencido de que eran los nْmeros del futuro. Aٌadiré que los nْmeros que se utilizan actualmente en el Magreb ءrabe son los لrabes. Los musulmanes de ءfrica del Norte tienen el mérito de haberlos introducido en Europa al llegar el Islam a la Penيnsula Ibérica, y la historia no deja constancia de que los paيses del Magreb hayan utulizado otro tipo de nْmeros. Como resultado de todo esto, hoy dيa los textos لrabes llevan dos tipos diferentes de nْmeros, incluso en las aleyas corلnicas: los nْmeros لrabes en el Magreb y los orientales en los paيses لrabes que los utilizan.

 

EvoluciÙŽn de los nÙ’meros Ù„rabes mundiales en los ordenadores

Cuando empezaron a trabajarse los programas de ordenador en لrabe, habيa entre los preparadores tres jَvenes iraquيes brillantes y, evidentemente, las cifras utilizadas correspondيan a los nْmeros orientales. Después de varios aٌos, fueron evolucionando los programas y esto coincidiَ con la inclusiَn de otras empresas que cooperaban con las grandes instituciones Microsoft, Apple y otras. Los programas empezaron a tener dimensiones mلs importantes, para responder a la demanda de diversos paيses y de sus especificidades lingüيsticas. En cuanto a los nْmeros, se pusieron en pie dos programas en لrabe, uno con nْmeros orientales y otro con nْmeros لrabes. Al final, los programadores lograron poner los dos tipos de nْmeros en el mismo programa, pudiendo pasar de uno a otro con gran facilidad, pulsando tal y tal tecla, lo mismo que ocurre cuando se quiere elegir tal o cual alfabeto, su forma y su grosor.

 

Actualmente, los nْmeros orientales ya no se utilizan con exclusividad en el لmbito de la comunicaciَn contemporلnea del mundo لrabe. Algunas televisiones لrabes han empezado a utilizar los nْmeros لrabes, pero no parece que esto corresponda a una estrategia o metodologيa clara y organizada, pues algunas veces salen informes con un tipo de nْmeros y otras veces con un tipo diferente. Es decir, el cambio de los nْmeros orientales por los لrabes ha empezado su andadura, pero de manera desordenada. La prensa local, por su parte, aplica aquel tipo que utiliza su propio paيs, pero algunos periَdicos y revistas de difusiَn internacional, como ‘Asharq al-Awsat’, ‘Al-Hayat’, ‘Al-Qods’ y otras sي aplican los nْmeros لrabes en vez de los orientales de sus paيses de origen. A pesar de ello, muchos editores de libros y revistas لrabes aْn no se han dado cuenta del problema de la existencia de estos dos tipos de nْmeros y se limitan a reproducir lo que ven en su entorno. En cuanto a los métodos de enseٌanza, no tengo constancia de que haya algْn indicio de cambio en algْn paيs لrabe que utiliza los nْmeros orientales.

 

La importancia de los nÙ’meros en turismo

A nadie se le escapa que el turismo y el viaje se han transformado en dos sيmbolos modernos de la civilizaciَn mundial, y nadie puede prescindir de ellos. Su importancia equivale a la de la alimentaciَn, del aire, y de las curas de almas y cuerpos. Es la puerta mلs trascendental para el conocimiento de las culturas humanas. Y alguien se puede preguntar: ؟qué relaciَn hay entre los nْmeros y el turismo? La respuesta es que la tercera parte del diلlogo entre los diferentes pueblos y sus diferentes lenguas se hace mediante los nْmeros. Si estos nْmeros se unificaran, cualquier persona puede sacar conclusiones sobre su significado y, de hecho, estلn medio unificados para las necesidades del turismo y el viaje. Y si no se unifican, ningْn turista que no conozca la lengua del paيs visitado puede sacar la mلs mيnima conclusiَn o idea de un texto.

 

La pregunta que nos hacemos es la siguiente: ØŸes ya hora de que la Liga Ø¡rabe y las Facultades de lengua Ù„rabe, gracias a una iniciativa revolucionaria en todos los paÙŠses concernidos, cambien los nÙ’meros orientales por los Ù„rabes mundiales? La ejecuciÙŽn de la operaciÙŽn de cambio habrÙŠa de realizarse ordenada y cientÙŠficamente, como ocurre hoy en Europa, que estÙ„ unificando la divisa en veinticinco paÙŠses, adoptando en todos ellos el euro. Por otra parte, la adopciÙŽn de los nÙ’meros Ù„rabes, reconocidos como tales en todas las partes del mundo, en vez de los nÙ’meros orientales que ya no sirven para las ciencias tecnolÙŽgicas modernas, ØŸacaso serÙŠa una operaciÙŽn imposible, difÙŠcil o compleja? Sin ningÙ’n tipo de vacilaciÙŽn, la respuesta es no. Es una operaciÙŽn de lo mÙ„s sencillo, ya que los actuales programas de ordenadores permiten cambiar todos los nÙ’meros de un texto Ù„rabe apretando ciertas teclas, cambiÙ„ndolos de un tipo a otro de una sola vez, cualquiera que sea la forma y variedad del texto.

 

Nuestra naciÙŽn, si quiere entrar en la globalizaciÙŽn y que el mundo conozca su patrimonio y su civilizaciÙŽn, ha de cambiar los nÙ’meros orientales por los Ù„rabes, aumentando de este modo en un 33% la posibilidad de comprensiÙŽn con las demÙ„s naciones, facilitando el trabajo de investigadores y lectores y aumentando mucho el beneficio en Ù„mbitos como la creaciÙŽn artÙŠstica y la producciÙŽn. Todo lo que ahora es negativo en la utilizaciÙŽn de los nÙ’meros orientales, que nos alejan de la evoluciÙŽn de los nÙ’meros a nivel mundial, se transformarÙ„ en factor positivo si se realiza el mencionado cambio.

 

Por todo lo que precede, es necesario que recobremos nuestros nÙ’meros Ù„rabes para que puedan vivir entre nosotros y sean un instrumento de nuestra uniÙŽn y una puerta para nuestra entrada en el mundo globalizado.

 

Recobrar nuestros nÙ’meros Ù„rabes

El proyecto de cambio de los nÙ’meros orientales por los Ù„rabes se ha de presentar a la reuniÙŽn de reyes y presidentes Ù„rabes, para que se tome la decisiÙŽn al mÙ„s alto nivel. Se empezarÙŠa entonces el proceso de cambio, que debe durar tres aÙŒos o, como mÙ„ximo, cinco. Para ello se han de constituir comisiones cientÙŠficas por parte de los ministerios de educaciÙŽn, de planificaciÙŽn y de cultura, cada uno por su lado. Las comisiones han de preparar propuestas y sus representantes reunirse para redactar la versiÙŽn definitiva, indicando los instrumentos y plazos de ejecuciÙŽn de los cambios.

 

Hagamos de estecambio de tipo de nÙ’meros una revoluciÙŽn cientÙŠfica y cultural que haga florecer las capacidades de nuestra naciÙŽn en ciencias y artes, en particular en informÙ„tica, programaciÙŽn y organizaciÙŽn. Confiemos en los individuos y en el sector privado para que participen en el cambio, abriendo horizontes de trabajo y beneficios para miles de pensadores y creadores de nuestra naciÙŽn.

 

Las naciones mÙ„s antiguas estÙ„n cambiando sus nÙ’meros tradicionales por los Ù„rabes, como China y JapÙŽn, y sÙŽlo algunas lenguas aÙ’n no se han sumado al tren de la mundializaciÙŽn, entre ellas las Ù„rabes. ØŸEs posible que alguien escuche esta llamada tendente a recolocar los nÙ’meros Ù„rabes en nuestro bonito alfabeto?

 

Dios decide del éxito de todos.

 

Abdel Sahib Shakiry

 

Volver al principio

Copyright © A S Shakiry and TCPH Ltd.


Founded by Mr. A.S.Shakiry on 2011     -     Published by TCPH, London - U.K
TCPH Ltd
Islamic Tourism
Unit 2B, 2nd Floor
289 Cricklewood Broadway
London NW2 6NX, UK

Copyright © A S Shakiry and TCPH Ltd.
Tel: +44 (0) 20 8452 5244
Fax: +44 (0) 20 8452 5388
post@islamictourism.com